13 marzo 2012

A vueltas con la ley de tasas de Cantabria


El Gobierno catalogará los deportes de riesgo en los que cobrará el rescate

Montañeros y espeleólogos critican la medida, contemplada por el anterior Ejecutivo pero nunca puesta en práctica 


Las imprudencias en la montaña se pagan muy caras, y ya no sólo de forma figurada: la inminente reorganización del Servicio de Emergencias de Cantabria (Semca) contemplará la posibilidad de cobrar los gastos de rescate a deportistas negligentes y no federados, forzada por la situación económica y la necesidad de recortar gastos en el Gobierno regional.
Esta medida, contemplada ya en 2010 por el Ejecutivo anterior -aunque nunca puesta en práctica- deberá ser aún desarrollada para concretar las actividades deportivas afectadas y el criterio a la hora de determinar cuándo una conducta es imprudente.
Fuentes de la Consejería de Presidencia y Justicia, de la que depende el Semca, adelantan que la normativa será similar a la que otras comunidades autónomas, como el País Vasco, mantienen en vigor, donde se acotan los supuestos a quienes practiquen determinadas actividades de riesgo y a los que ignoren las alertas meteorológicas. Siguiendo ese modelo, la tasa penalizará tanto la imprudencia como la práctica de una afición que esté catalogada como peligrosa por libre, ya que los deportistas federados podrán hacer recaer el gasto en su seguro obligatorio.
«Una medida injusta»
Para Juan Colina, presidente de la Federación Cántabra de Espeleología, se trata de una medida «injusta y desproporcionada». «Nadie tiene un accidente porque quiere, así que el hecho de que se le pretenda pasar factura me parece fuera de lugar. Además, en nuestro caso, nos preguntamos quién va a valorar si ha habido una negligencia: las cuevas constituyen un hábitat completamente distinto, y puede no influir en absoluto que fuera esté lloviendo muchísimo, por ejemplo. Una persona federada en un club, dada de alta, con todos los permisos de exploración al día no da lugar al cobro de un rescate en caso de accidente».
«Aquí se dio el caso en 2010 de una alerta por pérdida de la que nada sabían los espeleólogos. Simplemente se retrasaron: salieron cinco horas después y en el exterior se encontraron con todos los que iban a rescatarles; un ejemplo de falta de coordinación que supuso una movilización de rescate innecesaria. Negligencias en espeleología no se han producido en los últimos años, que yo recuerde. Todo lo más, algún retraso, pero no accidentes ni problemas serios».
La idea tampoco encuentra un recibimiento entusiasta entre los montañeros. Es el caso de una experimentada deportista que prefiere mantenerse en el anonimato y que advierte del encarecimiento de los seguros -y, por consiguiente, de las licencias-, como primera consecuencia negativa de la decisión. «Si se sigue adelante, lo primero que pasará es que asistiremos a una subida impresionante de la prima. A mí me parece fatal que se utilice el tema de la crisis como una razón para adoptar esta medida, pero es algo que habrá que asumir. Tendré que pensar que hago un deporte que en determinados momentos tiene un riesgo y debo asumir una serie de condicionantes, de la misma forma que si tengo un coche tengo que pagar un seguro. En cualquier caso, hay que recordar a todos los federados de Cantabria que si hoy entrase en vigor la medida seguiríamos teniendo cubierto el rescate durante 2012 porque lo pagamos con nuestro seguro».
Licencias más caras
Calcula que el precio de las licencias (actualmente de 65 euros para un adulto) puede multiplicarse por diez, «por lo que dudo que crezca el número de federados, si es lo que se pretende». «Tengo amigos que opinan que así se van a dar menos llamadas por estupideces, pero yo opino que quien llama es porque no se puede mover: en las situaciones que he vivido no había otra manera».

ELDIARIOMONTAÑEZ.ES

====================================
Federación Andaluza de Espeleología
www.espeleo.com
====================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario aparecerá en breve.