22 mayo 2011

Ilusión por las Escuelas



Mi amigo Sandro sigue cada día hablándome de la necesidad de fomentar la creación de Escuelas por toda Andalucía.
Lo problemático es la falta de recursos de que dispone la Federación y la poca atención de los ayuntamientos y las diputaciones a deportes minoritarios.
En algunos municipios se ha conseguido algo a base de mucha pelea y siempre con mucho empeño personal de alguien que se implica en el proyecto.

A día de hoy tenemos algunos núcleos de entrenamiento singulares como son el caso de Villacarrillo. Ellos reciben ayudas de varias instituciones en base a sus múltiples logros deportivos y sobre todo a la insistencia de sus directivos ante todo tipo de estamentos y empresas.

Otros de estos núcleos son Jerez, Pizarra, Salar, Yunquera, Antequera, Marbella y Málaga. Cada uno con sus peculiaridades pero todos empeñados en difundir la espeleología entre los más jóvenes a base de entrenamiento, salidas al campo, competiciones y sobre todo mucha ilusión por trabajar con la estos jóvenes deportistas.

La Federación tiene un programa de ayudas a las escuelas de nueva creación y potenciando la detección de talentos deportivos, en un programa (PATEDE) realizado gracias a una exigua subvención de la Junta de Andalucía. Aun así es de agradecer esta subvención que al menos nos permite abordar un programa que de otro modo seria imposible.






Una ayuda nada desdeñable es la que prestan las propias familias de los jóvenes deportistas. Ellos se implican llevándolos cada tarde a los entrenamientos, los fines de semana a las concentraciones y a las competiciones. Incluso colaboran con el club y con la escuela en todo lo que pueden. Ellos son de verdad los héroes de esta historia.

Os he puesto, acompañando estas líneas, unas fotos que hice hace unas semanas con motivo de una visita a uno de estos lugares donde entrenan los jóvenes. Seguro que otras similares las habréis visto muchas veces pero yo os he querido traer hasta aquí estas que son particularmente entrañables.

Mi amigo Sandro sabe que me gustaría que Andalucía contara con al menos una escuela por provincia y todo gran grupo que se precie trate de fomentar la propia. Y sabe que estamos apostando por ellos y vamos a seguir trabajando por que los más jóvenes también tengan un sitio entre nosotros. Al fin y al cabo también son espeleólogos, bajitos, pero espeleólogos… y espeleólogas, que las chicas viene dando fuerte. Ya la ves en las fotos.
B.-