20 abril 2010

La CONEXIÓN del Sistema Alta Ruta-La Raja y la Sima de Villaluenga ya es una realidad.


El pasado domingo 19 de abril se produjo uno de esos momentos espeleológicos de los que hacen que meses de esfuerzo y trabajo merezcan la pena.
A las 16:30 aprox. Pepe Merino y Berni Orihuela accedieron por primera vez a la gran sala de la Sima de Villaluenga a través de las galerías de la Sima Alta Ruta.
La jornada comenzó bajo la lluvia y un poco mas tarde de lo habitual ya que, debido a las carreras de rally, la única forma de llegar a Villaluenga era desde Grazalema.
Con todos los materiales de instalación y desobstrucción repartidos entre los dos nos dirigimos a la Sima Alta Ruta para continuar con los trabajos de exploración.
La zona de trabajo se situaba en una de las incógnitas que encontramos tras el pozo del Palmerita. La zona presenta un pozo-rampa en cuya base aparece un paso infranqueable en forma de raja.
Lo que más nos llamó la atención de la zona era la corriente de aire que atravesaba la estrechez y que delataba el potencial de la zona más allá del paso.
Tras tres días trabajando la incógnita junto con los compañeros: Elías Leal, Edu Camarena, Isabel Braza de Alta Ruta y Álvaro del grupo GES de la SEM esta parecía que era la definitiva para conseguir pasar la dificultad.
El trabajo se hizo muy fluido consiguiendo nuestro objetivo tras un buen rato de trabajo con el taladro y la maza.
Descendemos la estrechez completamente vertical de unos 4mts de recorrido y tras esto nos quedamos suspendidos ya que accedemos a una zona mucho mas amplia de unos 5 mts. de altura.
La base esta formada por un gran caos de bloques pero aparecen tres opciones a los laterales. Tras inspeccionarlas decidimos intentar descender por el caos de bloques ya que el aire se filtra por allí. Nos vimos obligados a mover varios bloques ayudados de cuerdas y también tuvimos que asegurar otros por su delicada posición hasta que conseguimos pasar.
Ya en el otro lado no damos credito a lo que vemos...descubrimos un largo meandro que desciende rápidamente hasta desfondarse. En este momento comenzamos a oír voces… (la emoción nos hace alucinar, es una sicofonía o estamos cerca de la Sima de Villaluenga y hay gente dentro)… Comenzamos a gritar y parece que recibimos respuesta. Instalamos una cuerda y nos lanzamos a lo desconocido... y tras unos 35mts de descenso llegamos a una sala de grandísimas dimensiones… estábamos en la sima de Villaluenga!
Tras celebrarlo con varios gritos y un abrazo damos respuesta a las voces que nos llegaban. Varios espeleólogos del grupo Espeleokarst estaban descendiendo la sima y pudimos hablar con ellos aunque en la distancia ya que no contaban con material suficiente para bajar hasta nosotros.
Tras despedirnos nos volvemos recogiendo todo el material disfrutando con cada pedalada y de cada paso que damos en nuestro retorno. Comenzando a asimilar que en estos momentos estamos rubricando una página más en la Historia de la Espeleología Andaluza.
Mis mas sinceras felicitaciones a todos los compañeros y grupos andaluces que de una forma u otra han colaborado y apoyado esta exploración que a día de hoy esta mas viva que nunca!
Un saludo Altaruteño,
Berni Orihuela
Grupo de Montaña Alta Ruta