17 junio 2009

Futuros espeleólogos (Ideal.es)

El granadino Víctor Puertas del Club de Montañismo La Verea fue el mejor en la prueba de circuito en categoría infantil


El Pabellón Municipal de Churriana de la Vega acogió hace unos días este torneo organizado por la Federación Andaluza de Espeleología y por el Club de Montaña La Verea.
El evento, contó con la participación de clubes andaluces como, el GES, GES de la SEM y la Sección Espeleológica Marbellí, todos ellos de Málaga, el Grupo de Espeleología de Villacarrillo de Jaén, el Alta Ruta de Cádiz, el Grupo Espeleológico G-40 de Córdoba y el Club La Verea de Granada, de los cuales una veintena eran menores de edad.

En el torneo, donde la sana rivalidad y el buen ambiente fueron la nota predominante, se compitió en las pruebas de velocidad de 15 metros para los infantiles y veteranos ‘B’, y de 30 metros los mayores, juveniles y veteranos ‘A’, resistencia con 60 metros para los infantiles y veteranos ‘B’, y 120 metros los mayores, juveniles y veteranos ‘A’ y un circuito con fraccionamientos en ascenso y descenso, pasamanos, paso de nudos, rápel y rápel guiado y desviador.

Jóvenes con proyección

Y es que los deportistas pusieron en práctica todos sus conocimientos de este deporte, en especial los menores, que a pesar de su corta edad, demostraron solventar con gran destreza, habilidad y desparpajo todas las dificultades que supone la espeleología.

Cristina Moreno, de la Sección Espeleológica Marbellí se alzó con el triunfo en la categoría infantil femenino en la prueba de resistencia, mientras que Lara Pérez del club GES de la SEM y Alba Manjón del Grupo de Espeleología de Villacarrillo, ganaron las pruebas de velocidad y circuito, respectivamente.

En el apartado masculino, los infantiles Víctor Puertas del club La Verea de Churriana de la Vega, el marbellí Rubén Dapena y el jiennense Noé Marín, fueron los mejores en las pruebas de circuito, velocidad y resistencia, respectivamente.
Por su parte, los juveniles Fátima García y Cristian Herreros del Grupo de Espeleología de Villacarrillo se convirtieron en los triunfadores del torneo al imponerse en las tres pruebas de su categoría.

Múltiples beneficios

El placer de descubrir, el instinto de jugar y trepar y la curiosidad son impulsos que los menores pueden satisfacer intensamente al practicar esta modalidad deportiva. Y es que la espeleología es un completo deporte de diversión y acción que reporta incontables beneficios. José María Martín, miembro de la entidad churrianera señaló que «la espeleología mejora la fuerza y resistencia, desarrolla el equilibrio, la flexibilidad, la coordinación y fortalece la musculatura». Asimismo, este experto aventurero destacó que «no sólo mejora la atención, memoria y concentración así como la imaginación, sino la confianza, autoestima y la capacidad para tomar decisiones». Por último añadió: «Es una excelente actividad para educar a los niños en las actitudes cooperativas, la asunción de responsabilidades, y en definitiva, aprender a relacionarse con otras personas y grupos».

Para Rafael Pontes, coordinador de la sección de espeleología del club La Verea, señaló que «el objetivo de este torneo era fomentar y promocionar la práctica de este deporte entre todas las personas, en especial entre los más pequeños». Además, Pontes afirmó: «Ha sido un éxito de participación y organización, por lo que el balance del torneo ha sido muy positivo.»
Al finalizar el evento, el concejal de deportes de Churriana, Manuel Moreno Contreras, hizo entrega de las medallas y diplomas acreditativos a los mejores deportistas. Posteriormente, todos ellos repusieron fuerzas con un almuerzo donde intercambiaron imprecisiones de un torneo repleto de emociones y sensaciones.

FUENTE: Ideal.es