14 marzo 2007

Piden en QR proteger el río más grande del mundo


Originalmente el sistema de ríos subterráneos de mayor longitud en esta zona del Caribe mexicano, era conocido como la red de afluentes de Ox Bel Ha, con más de 146 kilómetros de largo, por lo cual era considerada la cueva llena de agua más larga del mundo, el noveno sistema de cuevas de mayor longitud (con o sin agua) de la tierra, y la cueva más extensa de la República mexicana




Adriana Varillas-El UniversalLunes 12 de marzo de 2007CANCÚN, QR.-
Luego de una extraordinaria expedición acuática iniciada hace poco más de tres años, un grupo de buzos descubrió recientemente una interconexión de ríos y cavernas subterráneas que conforman, ahora, el río más largo del mundo en el área de Cobá, ubicada en el sureste de México, en la región conocida como la Riviera Maya.

Originalmente el sistema de ríos subterráneos de mayor longitud en esta zona del Caribe mexicano, era conocido como la red de afluentes de Ox Bel Ha, con más de 146 kilómetros de largo, por lo cual era considerada la cueva llena de agua más larga del mundo, el noveno sistema de cuevas de mayor longitud (con o sin agua) de la tierra, y la cueva más extensa de la República mexicana.

Sin embargo, el 23 de enero pasado, el británico Steve Bogaerts y el alemán Robbie Schmittner, espeleólogos que bucean la zona como parte de un proyecto de investigación, hallaron un pasadizo que conecta a las cavernas de agua Nohoch Nah Chich, que en maya significa La pajarera gigante, y Sac Actun, que es Cueva blanca.
En conjunto, ambas corrientes de ríos y cavernas subterráneas abarcan 155 kilómetros de longitud y recibirá el nombre de sistema Sac Actun.

El espeleólogo Bogaerts señala en un informe emitido al Centro de Investigación del Sistema Acuífero de Quintana Roo (Cindaq), que este nuevo sistema está interconectado con Ox Bel Ha y, probablemente, tenga otras conexiones, sobre todo con las cuevas Dos Ojos, que miden unos 58 kilómetros.

"Siempre hemos tenido los ríos subterráneos más grandes del mundo aquí, sólo que ahora surgió una nueva conexión entre ellos. Esta unión de Nohoch Nah Chich y Sac Actun, se convirtieron en el sistema Sac Actun. Por eso se habla del río subterráneo más grande del mundo, porque está alimentado de una serie de redes de ríos, de afluentes que conforman uno solo, el de mayor longitud", explicó el buzo Sam Meachan, del Cindaq.

Veinte años de exploración
Después del importante hallazgo, Bogaerts y Schmittner, quienes encabezaron la expedición, iniciarán en próximos días una campaña de difusión, a fin de solicitar la protección de esta red de ríos subterráneos, con la esperanza de fomentar también la elaboración de mayores estudios científicos y más exploraciones.

"Aunque llevan 20 años explorando estos sistemas, ellos trabajaron más de tres años en un proyecto que es específico y que logró descubrir esta nueva conexión que, por ejemplo, inicia en lo que se conoce como El Gran Cenote, que está en Cobá, a tres kilómetros de las ruinas de Tulum, situadas en la Riviera Maya.

"Los ríos subterráneos no van en línea recta, son como ramas o raíces de un árbol; entonces, tienen muchas venas y túneles que van por todos lados. Hoy en día en la zona de Tulum, Xel Há y Sian Ka´an, es donde contamos con los tres ríos subterráneos más grandes del mundo: el nuevo sistema Sac Actun, el Ox Bel Há y el Dos Ojos", explicó Meachan.
El buzo extranjero manifestó que al avanzar las expediciones y estudios, podrán encontrarse nuevas conexiones que conformen una red "gigantesca" de afluentes subterráneos que fluyan en Quintana Roo, extendiéndose desde Dos Ojos, hasta la Reserva de la Biosfera de Sian Ka´an, decretada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Meachan dijo que al igual que Bogaerts y Schmittner, están preocupados por difundir la importancia de este descubrimiento, debido a la alta fragilidad de la zona, amenazada por el desarrollo urbano y turístico.

"Para que tengas una idea, desde Puerto Morelos hasta Sian Ka´an, tenemos alrededor de 600 a 750 kilómetros de ríos subterráneos ya mapeados. Pero todavía falta mucho por explorar y descubrir.

"Nuestro gran reto es que la gente sepa qué hay allá abajo, para que tengan conciencia y que los tomadores de decisiones tomen buenas decisiones, porque si llegan a contaminar uno de estos ríos, pondrán en peligro a todo el sistema, y recuerda que esta agua desemboca en el mar y va a dar a la gran barrera coralina del Arrecife Mesoamericano, la segunda más grande del mundo, que corre también por Quintana Roo", concluyó.
----
Mas información en la página de enlaces:
FAE.-