27 enero 2014

Una obra abre una cueva de Torremolinos.

TORREMOLINOS

Hallan una cueva con una galería de 30 metros en una obra en Torremolinos

Presenta gran variedad de formaciones rocosas que tardan numerosos años en originarse, según los expertos


Una cueva con una galería de unos 30 metros de desarrollo horizontal, entre 4 y 7 metros de altura y de 3 a 5 de ancho y que presenta gran variedad de formaciones rocosas que tardan numerosos años en originarse, según los expertos, ha sido encontrada en unas obras en Torremolinos.
Cuatro personas, entre ellas tres espeleólogos de la Asociación deportiva espeleológica malagueña (Adema), han accedido al interior, han recorrido la cavidad y han captado fotografías, según ha informado hoy a Efe uno de ellos, Enrique Tamargo, que ha explicado que las formaciones son de los tipos "excéntricas" y "coraloides".
La gruta ha sido encontrada en el transcurso de unas obras para soterrar contenedores de residuos en la calle Loma de los Riscos a la altura del número 52 y durante los trabajos, al parecer, se ha hundido parte del techo de la cueva y ha quedado una oquedad de menos de un metro de diámetro.
Tamargo afirma que aparentemente no ha accedido nadie antes a la misma, al carecer de otra entrada visible además de la causada en las obras, y añade que han hallado muchas formaciones o "espelotemas que no se suelen encontrar juntos".
Entre otras hay unas "muy bonitas y muy delicadas que tardan miles de años (en crearse), son las excéntricas, estalactitas, que salen de la parte más alta y que, por la gravedad, las gotas caen en vertical, pero si hay aire se desplazan y en vez de crecer hacia el suelo se desplazan horizontalmente" y unas se presentan "solitarias" y otras en "una maraña y son preciosas".
Explica que hay "otras formaciones muy curiosas que se ven poco, las coraloides, que quedan como un tapizado en el suelo y forman una imagen parecida a las coliflores", para añadir que son "muy delicadas y al pisar se estropean" y que "está así forrado el suelo de la gran mayoría de la cavidad".
El espeoleólogo comenta que se perciben varios niveles de agua muy bien definidos y explica que a unos 200 metros de distancia y en la misma calle, en el número 110, está el bar La Cueva, que debe su nombre a otra cavidad hallada el construirse el establecimiento y que se puede visitar.
Tras indicar que un espeleólogo de un club ya desaparecido les avisó del nuevo hallazgo, ha pedido que se proteja y se deje un acceso para que se pueda investigar.
Respecto a la Cueva del Bajondillo, también situada en Torremolinos, ha precisado que esta última es una gruta pegada al mar y que está lejos de la nueva.
En la del Bajondillo un grupo de investigadores constató en 2011 que los neandertales ibéricos comían marisco hace 150.000 años, lo que supuso el vestigio más antiguo de consumo de moluscos por parte de esta especie encontrado hasta ese momento.

FUENTE:




==========================
Federación Andaluza de Espeleología
www.espeleo.com 
==========================

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario aparecerá en breve.