07 enero 2014

Cueva de la Lechuguilla, en Nuevo Mexico.

La Cueva de Lechuguilla

 - 17:14:57 - 
Seguro que muchos de ustedes han tenido la oportunidad de efectuar alguna vez la típica visita guiada a una cueva famosa. ¿A quién no le gustan esas extraordinarias grutas, con sus mágicas formaciones rocosas, llenas de estalactitas y estalagmitas? En España tenemos preciosos ejemplos: las cuevas de Nerja, las de Sorbas, las del Drach... A lo largo de milenios, el agua ha ido cavando auténticas catedrales subterráneas, al disolver poco a poco la piedra caliza. Y ahora muchas de esas cuevas son atracciones turísticas de primer orden.

Pero casi todas las cuevas del mundo palidecen ante la Cueva de Lechuguilla, situada en el estado americano de Nuevo México. Descubierta casi por casualidad en 1986, hace solo 27 años, desde entonces se han cartografiado ya más de 220 km de galerías y túneles, que alcanzan una profundidad de casi 500 m y que incluyen una inmensa sala de 180 m de largo, 46 de ancho y 46 de altura. Y la tarea de exploración de la cueva dista mucho de estar concluida.
La Cueva de Lechuguilla, que solo puede ser visitada por investigadores y espeleólogos profesionales, alberga las que quizá sean las más hermosas formaciones minerales del mundo. La cueva es hogar incluso de especies de bacterias que prosperan sin necesidad de luz solar, alimentándose de los propios minerales de la cueva y contribuyendo a ir dando forma a la roca.
Les recomiendo que entren en Internet y busquen algunas fotografías de esa cueva, para admirar la belleza de los candelabros de yeso o de los depósitos sulfurosos. O mejor aún: háganse con el documental Planeta Tierra de la BBC y vean el maravilloso capítulo dedicado a la Cueva de Lechuguilla. Las de la BBC fueron las primeras cámaras de televisión en recibir permiso para filmar dentro de una cueva que, al haber estado privada de todo contacto con el exterior, se conserva de manera perfecta.
Lo que hace a la Cueva de Lechuguilla tan extraordinaria, tan diferente a casi todas las restantes cuevas, es su original proceso de formación. Mientras que la mayoría de las cuevas famosas del mundo se han generado por la acción del agua que se infiltraba en el suelo e iba disolviendo la piedra caliza, la Cueva de Lechuguilla se ha ido formando por la acción disolvente del ácido sulfúrico que ascendía desde depósitos de hidrocarburos situados en el subsuelo.
En otras palabras: casi todas las cuevas famosas del mundo se han ido creando de arriba hacia abajo, por la acción del agua, mientras que la Cueva de Lechuguilla se creó de abajo hacia arriba, por la acción de los vapores de azufre. Por eso las formaciones que podemos encontrar en la cueva son tan originales y tienen tan poco que ver con esas estalactitas y estalagmitas que el goteo del agua va moldeando en las restantes grutas famosas.


==============================
Federación Andaluza de Espeleología
 www.espeleo.com
 ==============================

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario aparecerá en breve.