13 junio 2012

Los problemas de la Mutualidad General Deportiva


Muy señores míos:

Como continuación a nuestro anterior correo de fecha 8 del actual, en el que nos comprometíamos a informar sobre las posiciones de las partes implicadas en el problema de la Mutualidad de cara a la Asamblea del próximo 14 de junio, nos ponemos a ello, ahora bien, antes queremos en primer lugar, agradecer a todos los lectores del correo anterior el interés que han manifestado tras la lectura del mismo, aunque debemos indicar que muchas de las consultas que nos hacen, entendemos que deben dirigirlas a la Mutualidad General Deportiva directamente, ya que nosotros no tenemos ninguna capacidad de solución para los problemas que en estos correos se plantean. Como ya habíamos mencionado, somos meros informadores de una situación.

Por otra parte, a la vista de estos correos está claro que ya se pueden definir claramente cuales son los grupos o colectivos que en un futuro se pueden constituir como perjudicados por la actuación de la Mutualidad General Deportiva. El grupo de trabajadores, están claros sus motivos y no vamos a molestarlos con esta problemática. Deportistas que a pesar de haber pagado su seguro a la Mutualidad no están recibiendo las prestaciones médicas a las que tienen derecho o recibiendo éstas con un retraso considerable. Cuadros Médicos de la Mutualidad General Deportiva, que aparte de el perjuicio que les causa la deuda que mantienen con ellos la Mutualidad también están sufriendo daños colaterales, no nos ha sorprendido conocer que ya en algunos centros médicos se está anunciando la reducción de plantilla debido a un menor trabajo sobre todo de cara a los meses de verano, estos centros médicos, en muchos casos obtenían una parte importante de sus ingresos a través de la asistencia que prestaban a los deportistas de la Mutualidad y en la situación actual se ven obligados a prescindir de personal, sobre todo el especializado en traumatología. Lo mismo, con los centros de rehabilitación, y sobre todo en las provincias, muchos de ellos vivían exclusivamente de las asistencias que prestaban a nuestros deportistas. Y por último, el colectivo de Federaciones, los que han pagado las primas de sus afiliados no cabe duda que tienen un profundo malestar e indignación por esta situación, ellos han pagado y la Mutualidad no está cumpliendo con sus obligaciones. Hasta el momento estaban contentos con la Mutualidad y no tienen, en principio, ninguna intención de que ésta se liquide por las circunstancias ya explicadas.

Asimismo, es impresionante en la situación que se ha puesto a muchos de los tomadores del seguro con la negativa por parte de la Dirección General de Seguros de que la Mutualidad pueda seguir aceptando en las pólizas firmadas que están en vigor, a deportistas nuevos, en muchos casos la actividad deportiva estaba ya vendida con el seguro de la Mutualidad, todas las campañas de verano, cursillos de natación, así como actividades vacacionales de ocio y tiempo libre, asociadas al seguro deportivo. El perjuicio que se les causa es difícilmente cuantificable, hay que tener en cuenta que estas actividades propias del verano están ya publicitadas y pagadas, se han contratado instalaciones deportivas, entrenadores y monitores para desarrollarlas y en el momento actual se encuentran sin seguro de accidentes y en algunos casos las ofertas recibidas les resulta de todo punto prohibitivas, ya que la contratación del seguro en estas condiciones implicaría la ausencia total de cualquier beneficio por la actividad programada y en algunos casos, inclusive pérdidas.

Pues bien, esta es la situación, aunque debemos informar que ya nos han llegado noticias de la constitución de una plataforma que pretende englobar a estos colectivos y atender su problemática, en principio, la finalidad de la misma sería, tal como indica, la viabilidad de la Mutualidad General Deportiva y se utilizaría como canal de expresión de denuncia a la opinión pública y de potenciar acción judicial colectiva contra responsables del deterioro y posible disolución de la Mutualidad. Ampliaremos datos cuando nos los faciliten.

Ahora tal como nos comprometimos pasaremos a aclarar cuales son las posiciones de las partes implicadas con relación a la Asamblea General Extraordinaria del próximo día 14 de junio.
El Presidente de la Mutualidad General Deportiva, D. Emilio Cea, ha declarado públicamente que es partidario de la disolución de la Mutualidad, está claro que abrumado por las responsabilidades en las que ha incurrido así como por la traición de los que en su momento promocionó dentro de la Mutualidad y en los que se apoyó física y mentalmente durante los dos últimos años y que en realidad fueron los auténticos gestores de la Entidad, no tiene ningún interés en presentar batalla, aunque debemos decir y más adelante lo desarrollaremos, que el presentar batalla, en este caso, no es opcional sino que está obligado por Ley,  por tanto, su situación es de abandono y no se cansa de decir, intentando tranquilizar a la gente, que a partir del día 15 de Junio con la disolución se solucionarán todos los problemas de la Mutualidad, que de sus compromisos se hará cargo el Consorcio de Compensación de Seguros, que los trabajadores no tienen de qué preocuparse, que los centros médicos cobrarán lo que se les debe, y que las entidades deportivas tendrán opciones para dar de alta a sus deportistas. Panorama idílico. Está claro que todo esto es de palabra no hay nada firmado.

La Junta Directiva de la Mutualidad General Deportiva, por lo que hemos podido apreciar este grupo también abandona la defensa del fuerte, al igual que el Presidente, desde la Dirección General de Seguros les han debido poner las cosas muy crudas, tanto es así, que son ellos mismos, los que proponen la disolución, quitándole esta responsabilidad que pesaba sobre la Dirección General de Seguros, ya que era una decisión muy grave y en ese Organismo sabían que el alcance de la misma podría tener graves consecuencias, sobre todo en vísperas de unas Olimpiadas.

La decisión del Presidente de la Mutualidad y de su Junta Directiva de proponer la disolución de la Entidad vamos a calificarla de temeraria por varios motivos aunque entre ellos el más importante, entendemos es, por saltarse a la torera el cumplimiento de las leyes. Nos referimos a la Ley 22/2003 de 9 de julio, Concursal, referencias a esta Ley se pueden encontrar perfectamente en Internet, para los que sean más puristas y estén interesados. La finalidad de la misma es la siguiente: la solicitud del concurso por el deudor, en este caso la Mutualidad, dentro del plazo legal le permite evitar graves consecuencias y aprovechar ciertas ventajas legales dándole la oportunidad a la empresa de empezar de nuevo. En un momento determinado se hace necesaria sacar una Ley con el fin de evitar, como hasta el momento estaba ocurriendo, que administradores de lo ajeno debido en la mayoría de los casos a su negligencia, incompetencia y en otros a temas más oscuros, declarar lo que todos conocíamos como quiebra, suspensión de pagos, etc. dejando a los administrados sin patrimonio. Este tipo de concurso se denomina Concurso Voluntario al concurso que solicita el propio deudor, en este caso la Mutualidad, y Concurso Necesario al instando por un Acreedor. Se debe solicitar cuando el deudor no está todavía en estado de insolvencia, aunque sí es inminente y previsible que se dé este hecho y el deudor prevea que no podrá cumplir regular y puntualmente con sus obligaciones. Como ya hemos indicado la presentación de este Concurso es obligatorio, en su momento, esto es cuando empezamos a tener problemas para afrontar los pagos a nuestros servicios médicos ya se debería haber solicitado y no se hizo, y por tanto, se presumirá que el deudor (o, en su caso, sus representantes legales, administradores o liquidadores) que ha incumplido la obligación de solicitar el concurso, ha contribuido de forma dolosa o gravemente culposa a generar o agravar el estado de insolvencia con su conducta, salvo prueba en contrario. Las consecuencias de que la declaración del Concurso se declare culposa implica entre otras cosas que los administradores, liquidadores o cómplices puedan tener que indemnizar por los daños y perjuicios causados y asimismo que queden inhabilitados para administrar bienes ajenos durante un plazo de 2 a 15 años, o para representar o administrar a cualquier persona atendiendo a la gravedad de los hechos y la entidad del perjuicio. Pues bien, todo este perjuicio está relacionado con la presentación tardía del proceso concursal.

En el caso de la Mutualidad para sus Administradores la situación es todavía peor, ya que como se ve, ni siquiera se han planteado presentar Concurso, sino directamente acudir a la disolución o liquidación de la Entidad. IMPRESIONANTE.
Pensamos que está claro que estos señores, que son todos adultos, no omitirían este paso ya que saben las consecuencias que puede tener para ellos esta omisión si no fuera porque por circunstancias que desconocemos, se ven abocados a ignorarlo, quizás con la intención de que toda esta historia pase desapercibida y nadie les exija responsabilidades por sus actos u omisiones, entendemos que esta responsabilidad se la van a traspasar a la Asamblea y a los que en ella voten, sí podemos entender que los liquidadores, como se indicaba anteriormente, al final son los que votan la liquidación de la Mutualidad y por tanto, los máximos responsables 

La Dirección General de Seguros, está claro cual es su posición, ya abundamos sobre el tema anteriormente, tenía unas responsabilidades ya desde el 11 de junio de 2008, desde esa fecha la Mutualidad se encontraba sometida a un procedimiento inspector por parte de ese Órgano de Control y debería haber arbitrado todos los medios para impedir que se haya llegado a este punto en el que se propone la disolución. Ya anteriormente mencionamos algunas de las situaciones de asedio a las que nos tenían sometidos, y como traca final el día 13 de junio, nos acaban de cortar en la Mutualidad, por falta de pago, las comunicaciones telefónicas incluidas las líneas de Internet y fax que utilizamos para las autorizaciones de las asistencias médicas

El Consejo Superior de Deportes está desaparecido, según escrito que en su momento remitieron al Presidente de la Mutualidad, indicaban que como no había habido toma de posesión de los nuevos Representantes del Consejo dentro de los Órganos Rectores de la Mutualidad, no se hacían responsables de nada y la pequeña aportación económica que en ese momento tenían consignada para la Mutualidad, la retiraron. Si bien en su momento pudiera tener una disculpa esta actitud, ya que eran nuevos, llevaban pocos días, etc. en la actualidad su desatención a este problema  resulta increíble. La ROJA es importante, las OLIMPIADAS son importantes, la CANDIDATURA DE MADRID OLIMPICO es importante, pero parece que no les importa nada que 1.200.000 deportistas aficionados anden pasando penurias con su asistencia médica, y que sus Federaciones no encuentren recurso para asegurar a sus deportistas y que éstos puedan practicar la actividad deportiva con tranquilidad y seguridad.

Algunas Federaciones nos han comentado que se han dirigido a la Dirección General de Seguros transmitiendo sus problemas y que desde ahí, les han contestado, suponemos que cansados de estas llamadas, que si no quieren lesionarse que no hagan deporte. Pensamos que esta actitud es la misma que tiene el Consejo Superior de Deportes pero sin decirlo.

En resumen, esta es la situación, como se puede apreciar de cara a la Asamblea el futuro de la Mutualidad no parece que vaya a ser defendido por los que tenían que hacerlo. Proponer una medida que afecta y perjudica al patrimonio de tanta gente sin un buen asesoramiento jurídico y que éste lo den por escrito y con tiempo suficiente para su estudio, entendemos no procede sobre todo para los que, como ya hemos indicado, al final toman la decisión votan y en ese momento ya se hacen responsables de cualquier reclamación posterior que se pueda presentar. Como ya hemos dicho ya hay una plataforma de interesados en la continuidad de la Mutualidad General Deportiva, estas plataformas luego se convierten en asociación y a partir de ahí a pedir responsabilidades a todos los implicados.

Atentamente.




====================================
Federación Andaluza de Espeleología
www.espeleo.com
 ====================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario aparecerá en breve.