13 marzo 2012

Sobre los nuevos modelos de grupos necesarios en Andalucía.

Hacia un modelo de grupo de espeleología más eficiente.

 Por Jose Antº Berrocal.

Es evidente que los clubes y grupos  andaluces de formato tradicional no están en sus mejores momentos. De hecho muy pocos  han llegado a funcionar de forma socialmente estructurada. La mayoría de ellos están sustentados en el  liderazgo de un persistente explorador alrededor del cual se han situado unos amigos entusiastas que siguen al líder en sus proyectos y que con el tiempo también logran introducir sus propias ideas sobre las finalidades del club, pero siempre supeditadas al líder y su proyecto singular. Lo cierto es que los grupos tienen cada día menos socios y menos proyectos colectivos enfocados a la exploración,  tal vez por la decadencia de su proyecto singular.  Se hace por tanto necesario  repensar el modelo de grupo que queremos en Andalucía para que la actividad social no decaiga y de camino reforzar las actividades de la exploración convencional.
Para ello, entendemos que,  debemos tener en cuenta dos aspectos primordiales:
- Primero que es necesario que cada grupo  tenga una sede o lugar social donde se reúna varias veces a la semana. Pero además esta sede deberá estar adecuada para poder colgar unas cuerdas, a modo de rocódromo,  para actividades prácticas y de entrenamiento. Esto sería posible en una sede con un patio, una pequeña nave industrial o local comercial de techos altos. En fin lugares alquilados, si fuera preciso por horas,  para poder tener un espacio para el entrenamiento. También existen las cesiones de ayuntamiento que,  en lugares de su propiedad o en pabellones deportivos, nos puedan ceder  este tipo de instalaciones con suma facilidad y que la mayoría de los ayuntamientos ceden de forma gratuita, con tal de que tengan actividad y uso. En estos sitios el grupo se puede reunir dos o tres veces por semana para entrenar a los más pequeños (escuela deportiva) y del resto del club como mantenimiento o de cara a campañas más exigentes. La finalidad de la competición no es prioritaria. Una mayoría de los socios pueden entrenar sin más y solo algunos de los mas jóvenes u otros veteranos mas "competitivos" pueden representar al club en estos eventos federativos. Lo primordial es generar convivencia de las distintas generaciones y en donde padres, madres y técnicos estén implicados en los entrenamientos y la mejora técnica de todos los socios del club. Al tiempo este formato permite la convivencia multigeneracional y hace que la vida social del club mejore notablemente.
Como segundo pilar de este modelo se requiere además la planificación mediante un calendario de actividades de carácter anual. Este calendario deberá contener:
- Fechas  y horarios de entrenamientos.
- Convocatorias de cursos sociales (descubrimiento e iniciación)
- Calendario de competiciones de interés para el club.
- Actividades generales (campamentos, jornadas, etc de la FAE u otras entidades)
- Actividad de espeleología recreativa. (visitas a cavidades singulares)
- Calendario de exploraciones propias ya sea dentro del Programa Andalucía Explora o no.
Todas estas actividades, programadas con carácter anual se podrán revisar cada trimestre para que se adecuen las fechas y los intereses de los socios.
Creo, sincesaramente,  que este tipo de estructura está dando resultados en algunos lugares de Andalucía ya que el contacto físico de los socios y la implicación en las actividades permitirá un mayor disfrute de las mismas que es a la postre el fin último de nuestros grupos.
Talvez el tamaño de los grupos tenga algo que ver con las viejas estructuras y se haga necesario, como ha ocurrido con los bancos, que las fusiones den pie a entidades más fuertes y capaces de sobrevivir a los nuevos tiempos y a los nuevos retos.
Como ya está dando resultados, como digo, en varias localidades andaluzas os animo a tratar de poner en marcha este modelo en donde las cuerdas del rocódromo vengan a sustituir la mesa de dibujo que desde hace años ya está desfasada por los ordenadores y las PDA y las reuniones de grupo se han cambiado por quedadas en las redes sociales.
Un club es un grupo de personas que se ayudan mutuamente y aprenden unas de otras. Y como dice un refrán popular "el roce es el cariño".

====================================
Federación Andaluza de Espeleología
www.espeleo.com
====================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario aparecerá en breve.