07 septiembre 2010

Dos espeleólogos españoles bajan 2.080 metros en el Cáucaso


Jorge Membrado, natural de Morella, pertenece a la sociedad deportiva Espemo y el Jesús M. Sánchez-Dehesa a la sección de espeleología de la Universitat Politécnica de Valencia · Para llegar a este punto han sido necesarios 12 días de permanencia ininterrumpida en la cavidad · Es necesario portar alrededor de 600 kilogramos, entre los que se incluyen alimentos, tres equipos de buceo, cuatro 'vivacs' portátiles para los distintos equipos y material de progresión vertical



Los espeleólogos Jorge Membrado y Jesús M.Sánchez-Dehesa han conseguido descender hasta los 2.080 metros en la cueva Krubera-Voroya en la república de Abjasia en el Cáucaso, el punto más profundo del mundo al que se ha podido acceder sin equipos de respiración autónoma, según ha informado la organización de la expedición en un comunicado.

El castellonense Jorge Membrado, natural de Morella, pertenece a la sociedad deportiva Espemo y el murciano Jesús M. Sánchez-Dehesa a la sección de espeleología de la Universitat Politécnica de Valencia (UPV) y del Grupo de Rescate Espeleológico y de Montaña (GREM).



Este logro, que se ha llevado a cabo en el marco de la expedición internacional 'Towards the Center of the Heart 2010', se alcanzó el pasado 16 de agosto a las 21.00 horas y también se pudo conseguir la recogida de datos de medidores de presión y de temperatura a esta profundidad.

Para llegar a este punto han sido necesarios 12 días de permanencia ininterrumpida en la cavidad, ya que hay que superar unos 3.000 metros de cuerda y alrededor de 800 anclajes. Asimismo, es necesario portar alrededor de 600 kilogramos, entre los que se incluyen alimentos, tres equipos de buceo, cuatro 'vivacs' portátiles para los distintos equipos y material de progresión vertical, entre otros.

El regreso de los españoles está previsto para este viernes 27 de agosto, tras desinstalar el campamento base situado en la superficie de la cueva.