06 abril 2010

Juan Antonio Huisa en Granada (Pequeñas Antillas)

EL ALPINISTA Y AVENTURERO HUISA CONSIGUE SUPERAR EL ECUADOR DEL PROYECTO AMÉRICA, DONDE RECORRERÁ LOS 36 PAÍSES DEL CONTINENTE Y SUBIRÁ SU MONTAÑA MÁS ALTA. EL PUNTO MÁS ALTO DE GRANADA HA SIDO SU ÚLTIMO ÉXITO, DONDE HA CORONADO EL MONTE SAINT CATHERINE.

Sevilla, 05 de abril de 2010

Juan Antonio Huisa ha llegado a Granada, último destino de esta etapa, concluyendo así Centroamérica y Caribe. Granada es también un pequeño estado insular del Caribe Oriental, perteneciente a las Pequeñas Antillas en el grupo de las islas de Barlovento.


Tras llegar a este exótico país, denominado la Isla de las Especias, por la masiva producción de las muchas especies existentes en el mundo como la nuez moscada, canela, azafrán, clavo, etc…; Huisa comenzó las gestiones para localizar un guía local y la manera de llegar hasta la montaña. Las pocas opciones que había no contemplaban ir al Monte Saint Catherine, así que tuvo que afinar para que no lo engañaran otra vez.

Encontró un guía local de avanzada edad, pero era el único que realmente conocía el bosque y además había subido muchas veces.

Huisa: “ A pesar de tener 70 años Kenny tenía una vitalidad sorprendente y por supuesto andaba como uno de 30. Su pasión desde muy pequeño había sido la naturaleza y eso le llevo a subir todas las montañas de su país.

Era el guía perfecto y así nos adentramos los dos en el bosque húmedo, pero primero fuimos atravesando plantaciones y cultivos de especias que te deleitaban a cada paso, fue una experiencia muy gratificante para el olfato y la vista.
La subida era muy progresiva, tanto que incluso me preguntaba que de un momento a otro tendría que haber un fuerte desnivel, y ya lo creo que lo hubo. Llegados a un punto me dijo mi guía: ahora comienza lo duro. Fueron 400 m. de fuerte subida, de bosque muy denso y de unas vistas en esta ocasión fabulosas.

Lentamente pero sin pausa fuimos ascendiendo aquella bella mole verde, y ya a lo lejos se divisaba una antena en la cumbre. Una hora más y pude coronar el pico más alto de Granada, el Monte Saint Catherine de 840 m.

Tras las fotos de rigor comenzamos la bajada, pero en esta ocasión iba doblemente feliz, pues había superado la barrera del ecuador de este ambicioso y dificultoso proyecto de América. De los treinta y seis objetivos ya he conseguido coronar diecinueve.

La bajada fue intensa pero como íbamos bien de tiempo la disfrutamos tranquilamente y al final nuevamente recompensa de olores. Una experiencia muy satisfactoria y antes de partir para España pude recorrer la pequeña capital pero hermosa de este país, St. George. Además tiene el puerto más bonito de todo el caribe.

Desde Granada puse rumbo a Trinidad y Tobago otra vez, para embarcar hacía España haciendo escala en Londres”.