11 marzo 2009

35,5 millones de euros para el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas.

Estamos asistiendo estos días a la ceremonia de la confusión con respecto a las acciones de la Consejeria responsable de Turismo, Comercio y Deporte tratando de impulsar la actividad turística en la Sierra de Cazorla. Y nos preguntamos si el Consejero Luciano Alonso le ha pedido permiso a su homologa de medio Ambiente. Si no es así no podemos hacer nada. De momento esta todo prohibido. Allí no se puede hacer senderismo, ni descenso de cañones, ni espeleología, ni nada de nada.

Desde los ámbitos federativos entendemos que los espacios naturales se deben proteger pero desde luego no entendemos como se están haciendo las cosas ahora. No se puede poner las trabas administrativas actuales para la practica deportiva.

Solicitamos que las solicitudes se puedan cursar por fax y por correo electrónico y que se contesten sobre la marcha. Que las oficinas a pie de Parque las concedan en el acto y que las federaciones deportivas y otras instituciones acreditadas ante la Junta tengan capacidad de intermediación en la practica de sus asociados y su aval sirva para agilizar permisos.

La comunidad deportiva europea esta esperando que se racionalice el accesos a los espacios de la RENPA. Ahora se van a otros destinos y de poco vale que la Junta se gaste dinero en preparar programas y edificios si después se prohíbe todo acceso racional. Los turistas no van a venir a meterse en un hotel y poco más. Eso ya lo hacen en otros lugares. Aquí hace falta algo más. Los interlocutores somos muchos pero la Junta solo recurre a los de siempre que ya han demostrado que no aportan nada mas que ruina a la comarca. Si de verdad la Consejería quiere dinamizar la zona tiene que comenzar por implicarnos a los que somos los que mejor conocemos las sierras o por lo menos tenemos las ideas muy claras de como se puede hacer que venga la gente a Cazorla. Desde luego no con prohibiciones.

J.A.B