18 febrero 2008

La espeleología como fuente informativa


Una vez más las noticias ponen de manifiesto como la exploración espeleológica aporta valiosa información primaria para la investigación. En este caso no podemos sustraernos a la información difundida días atrás por el portal de Prensa Latina con referencias a las exploraciones de espeleólogos cubanos. Se trata de un importante estudio de las pinturas y grabados encontrados por espeleólogos en distintas partes de la isla y que vienen formar el cuerpo documental más importante con que se cuenta en la actualidad para estudiar la vida y costumbres de los primeros pobladores cubanos, antes de la llegada de los españoles e incluso en los primeros momentos de choque existencial. Su universo místico y cultural se podrá comprender mejor con estos descubrimientos.




En Europa ya parecen haber olvidado los aportes realizados a la prehistoria por espeleólogos como Casteret, por solo citar al más conocido. En España son buenos ejemplos Tito Bustillo o Atapuerca para valorar la aportación de los espeleólogos. Y en Andalucía Navarro IV (Málaga) o la gran mayoría del arte rupestre de Jaén y las más importantes cavidades prehistóricas de la subbética cordobesa. Sin embargo ahora y con las nuevas leyes de patrimonio en la mano todos esos descubrimientos solo podrían acarrear problemas a sus descubridores. Legislar de espaldas a la realidad y a la tradición produce, en muchos casos, grandes paradojas.




La noticia:




Sancti Spiritus, Cuba, 14 fe (PL) El arte rupestre practicado por los aborígenes en esta central provincia cubana continúa revelando formas de vida, culto, magia y la evolución de las comunidades primitivas, aseguró hoy el investigador Luís Olmo Jaz.




El miembro del grupo espeleológico SAMA de este territorio, a 350 kilómetros al este de La Habana, afirmó a Prensa Latina que la interrelación hombre-vida está expuesta en los petroglifos creados en las entrañas de las cavernas de forma rudimentaria.





Puedes continuar la lectura de esta información PINCHANDO AQUÍ



Fae.-