12 noviembre 2006



¿QUE QUIERE NACHO TRILLO DE LOS ESPELEOLOGOS?



En contestación a las numerosas llamadas y quejas que hemos recibido en la Federación Andaluza de Espeleología sobre la denegación de los permisos para visitas al Sistema Hundidero-Gato quiero hacer una comunicación general sobre la situación de las gestiones con Medio Ambiente, y mi punto de vista.



Ya se entrego la información que nos pedían (hace más de un mes y medio) pero no hemos recibido ninguna información al respecto. Tratamos de comunicar con los responsables pero no podemos hacerlo de ninguna manera. Hemos vuelto a pedir una entrevista con el Delegado Sr. Trillo pero seguimos esperando que nos haga un hueco en su apretada agenda.



Da la impresión de que no están, en Medio Ambiente, muy por la labor de facilitar a los espeleólogos las visitas a la cueva.



¿Tiene Ignacio Trillo intereses en alguna empresa de turismo rural o de aventura? Esta pregunta hecha por espeleólogos creemos, desde la Federación, que no tiene fundamento. Y entonces los espeleólogos se vuelven a preguntar ¿Entonces que tiene el Sr. Trillo contra los espeleólogos para que nos maltrate de esta manera? Y algunos apuntan hacia un posible miedo patológico a todo lo que sea tomar decisiones que puedan encerrar algún problema posterior, aunque solo sea en su imaginación. Pero la resolución de que los espeleólogos no puedan visitar la cueva no podemos mantenerla eternamente. Esta anomalía administrativa está obligando a una cierta clandestinidad en las visitas que no beneficia a nadie. ¿Y quien es responsable de que los espeleólogos de tengan que “tirar al monte” como un maquis de la espeleología posmoderna? En nuestra opinión esta claro que es responsabilidad del Delegado Provincial de la Consejería de Medio Ambiente el Sr. Ignacio Trillo. El y solo el puede dar las ordenes oportunas para que se restaure la legalidad y se respeten los derechos de los ciudadanos que con sus impuestos le pagan el sueldo mes a mes. Estamos un poco cansados de las excusas de leyes y procesos administrativos: El Sr. Trillo sabe de sobra que la política bien aplicada debe estar al servicio de los ciudadanos y no solo para ser la policía represora de los derechos de una ciudadanía que se siempre maltratada en sus más básicos derechos como son el disfrute de un ocio y una naturaleza que la administración autonómica se jacta de poner como referencia de nuestro interés en la promoción del turismo a nivel mundial. O sea que se puede venir a disfrutar de los recursos como un turista que paga a una empresa pero no se puede acceder a este derecho desde nuestra propia tierra como un simple contribuyente por que las trabas administrativas son infranqueables. La voluntad política del Sr. Trillo para resolver este asunto no parece muy positiva. No penséis que escribo estas líneas por algún tipo de vendetta personal o berrinche. Nada de eso, hoy estoy muy frío. Ya me gustaría a mi podérselo decir en persona pero no me da la oportunidad. La lejanía de los despachos oficiales es cada día más evidente y abismal entre los ciudadanos y sus administradores.


FAE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario aparecerá en breve.