06 junio 2006

Nueva punta en el Pozo Azul

Nos hacemos eco de una noticia recibida desde Burgos sobre la exploración del Pozo Azul. En estos trabajos han participado dos espeleólogos andaluces. Desde aqui felicitar a nuestros compañeros y a todo el equipo por el gran logro deportivo.


  • Nueva punta en el Pozo Azul : 2º Sifón, 2.810 m (Burgos) España
El manantial del Pozo Azul se ubica en la localidad burgalesa de Covanera. Sus primeras exploraciones por buzos se remontan a los años sesenta. Desde el año 2001 el británico, Jason Mallinson ha tomado el papel principal en la exploración de este manantial que vierte sus aguas al río Rudrón.

El pasado mes de mayo y durante diez días Jason Mallinson ha retomado la exploración del 2º Sifón de esta cavidad sumergida, y por primera vez ha contado con el apoyo de espeleobucedores españoles: Josep Guarro, Jorge Lopera, David Pérez y Alvaro Subiñas.

Jason llegó en el año 2004, a recorrer 2.220 m en el 2º Sifón con una profundidad 70m, ahora en su nuevo avance ha progresado 590m más, dejando la punta a 2.810 m.
La profundidad se mantiene entre los 65 y 70 m.

En la actualidad, el Pozo Azul tiene un desarrollo de 3.810 m repartido en un primer sifón de 700 m, un tramo de galería aérea de 300m, y un 2º sifón de 2.810 m.

Estos resultados no serían posibles sin la utilización del circuito cerrado de respiración (rebreather) modelo KISS de fabricaron canadiense y modificado por el mismo a su gusto, el cual le proporciona al buzo una gran autonomía de respiración bajo el agua. El empleo de mezclas de diferentes gases helio, oxigeno y nitrógeno (Trimix y Nitrox) son esenciales para combatir la narcosis y bajar los ya largos tiempos de descompresión.

Un total de 12 horas han sido necesarias para que Jason Mallinson llegase el domingo 28 de mayo a los 3.810 m y regresar a la superficie.

Sin lugar a dudas, la mayor dificultad que Jason encuentra en esta exploración es el tiempo de descompresión con el agua a 11º.

535 minutos ha permanecido Jason Mallinson en el 2º Sifón, de los cuales 360 minutos empleo para la descompresión entre los 15 m de profundidad y los - 7,5m, a esta última profundidad se ha instalado un habitat donde el buzo solo llega a emerger la cabeza, manos y parte del tronco, en esta cámara de aire artificial de apenas un metro cúbico.

La topografía que en la actualidad está realizado este equipo británico – español de espeleobuceadores desvelará la procedencia de este agua subterránea que se infiltra en el páramo burgalés de Masa.


Roberto F. García Gómez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario aparecerá en breve.